Es el eco del existir, la voz del silencio, de esa Intensidad "Vida,instante,tiempo". ..SENTIMIENTOS.. Que encienden y avivan la razón del corazón... "EL SITIO DE MI RECREO"... "No hay dos iguales... SINO DOS QUE SON SOLO UNO"....

lunes, 31 de diciembre de 2012

REBELDÍA...



Hoy como el sol naciente, 
mi amor por ti resplandece y crece
de la vida en los albores 
uniendo con lazos de flores
tu alma pura a mi alma ardiente,
que por ti es, que por ti siente... 

Impetuosa y eterna rebeldía
transpiran mis sentidos
al encontrar en tu alma
los anhelos dormidos
y en dulce brío resurgen avivando
mi corazón que en  constante fluir de sangre
vive tus fantasías dejando
plasmada de tu esencia
que en mi ser, es  vida.

Eres tú el límite entre las nubes del cielo
donde mi alma siempre tuya
recorre los astros reclamando tu linaje
porque eres hermosa mía
quien colma de alegría mis instantes.

La belleza de tus líneas
es locura en mis adentros
es la hoguera que entre fuegos
deja grabado mi cuerpo
con la tinta de tus besos.

Quiero contenerte dentro
apresarte, explotar en ti
y confirmarme tuyo,
contar tus días yo contigo
ser el camino donde tu
marques la ruta 
de nuestro destino.

Quiero prodigarte  en mi,  plena,
sentirme en ti completo, que arda mi ser
al verte, al imaginarte, al pronunciarte,
concebir el dialecto de tu cuerpo en el mío
descifrar tus deseos y perderme en tus abismos
abrigar siempre tu canto interno
que arrulle mis sentidos...

Rebeldía de ti 
dentro de mi cuerpo… ¡Quiero!


Código: 1301014273770

sábado, 29 de diciembre de 2012

GOTA DE ROCÍO...





Mi pensamiento vive junto a ti, 
tus alas veo, tus huellas sigo.
Sentimiento, sombra y eco de ti soy, 
porque en ti mi rosa negra es pura el alma 
al nacer cada día en el amor
 y en el latir del corazón 
tus espinas enseñan a llorar
lagrimas de amor….....

Eres el beso que reviste mis labios.
Eres el abrazo tibio que me cobija.
Eres un te amo sin razón 
que descansa en silencio 
dentro de mi corazón.....



En noches como hoy
miro a mí alrededor
y siento la necesidad
de encontrarme en ti
bajo el manto del cielo azul,
ver en las estrellas tus ojos,
enlazar tus manos con las mías
y percibir el aroma de tu piel
sentirte como gota de rocío
recorrer mi cuerpo saturando
el enigma de ti en mí.

En noches como hoy
siento el viento que reviste mi piel
y cierro mis ojos para sentirte,
ver tu rostro y los destellos de tu mirada 
brillando en mi interior

En noches como hoy
me gustaría robar del cielo las estrellas
para entregártelas todas
y que su luz inunde tu corazón
es en estos momentos
cuando siento que resides en mí
sin tiempo, sin razón….

En noches como hoy
amo cada instante en que te pienso, 
cada pensamiento en que te siento,
cada mirada en que te veo, 
cada instancia en que como gota de rocío
inundas de ti, llenas mis adentros
te fundes conmigo y creces sobre mi piel…

Siempre…. ¡Tú!
Como gota de rocío, en noches como hoy



Código: 1212304265132

lunes, 24 de diciembre de 2012

SIN TREGUA AL TIEMPO...





El amor de ti en mi es mi propia naturaleza, 
se mueve en el espacio sin límites, sin tiempos 
vuela por sí mismo en una plenitud de sensaciones
y me encamina siempre al encuentro contigo.
Estés donde estés,  tu esencia siempre viva  
lo colma todo…





Tiemblo mujer, al pensarte, al saberte,
al sentirte, al desearte,  tiemblo y suspiro
cuando al cerrar los ojos tu ser invoco
y llegan a mí tu virginal rostro,
tus ojos pardos, tu naturaleza
que al viajar en mi mente, en mi alma
reconoce vida y soy a tu imagen el verbo
que tiembla al contacto de la forma pura
de tu esencia en mí.

Murmura insaciable mi alma del amor tuyo
y en ávido desvarío, impetuoso, 
busco tocar tus labios un instante,
reflejarme en ti, en tu mirar de fuego
y perderme en la inmensidad de ellos,
enlazar mis manos con las tuyas
y oprimir tus labios con mis besos.

Busco abrigarte entre mis brazos 
a la cumbre del sol naciente,
sin dar tregua al tiempo
embalsamarme en pos tuyo
con la certeza que eres mía, 
que te amo, que te llevo dentro.

La brisa del viento cómplice de mi anhelo
trae tu voz hasta mi oído 
y en murmullos te vivo, te siento,
mi ser se estremece 
y todo me lleva a ti, todo me llena de ti,
la tarde, la brisa, la noche misteriosa
el brillo fugaz de las estrellas
que en trémula osadía funde mi sentir,
mis pensamientos en los límites de ti, 
donde tu nombre mis labios bendicen
y es tu afable amor el eco amado… ¡Si!

En mi corazón lo llevo escrito… Eres tú,
es tu esencia que modula la cadencia de mi ser,
de este amor inmenso, que vivo llevo en el alma.

Vuelvo los ojos al cielo
y con el amor en pos tuyo
mi corazón, mi ser, mi aliento
elevan su vuelo para encontrarme en ti….

¡Siempre!

Código: 1212244240398

domingo, 23 de diciembre de 2012

EN CADA LATIDO...




Estas tu, te tengo en mi,  
no necesito las palabras, 
argumentos ni razones. 
Cada día, cada instante 
te vuelvo a descubrir  e incurres 
forjando cada nuevo amanecer 
con tu luz, mi corazón… 



Es tu esencia un pedazo de cielo
y tus ojos las estrellas que iluminan mi interior,
son las memorias mi momento presente
en que te siento con la simpleza de lo eterno,
de lo que solo tú sabes darme
y aun en ausencia estas en cada momento,
te nombro, te sueño, te delineo con la yema de mis dedos
en el  aire, en el cielo, en el corazón, en el alma,
en mis labios, en mis besos, en cada deseo, en todo lo bello.

Eres la lluvia que se derrama en mi cuerpo
despacio y luego en aguacero llenando todo, todo de ti,
tus alas veo, tus huellas sigo, sombra y eco de ti soy,
porque en ti mi rosa negra es pura el alma
al germinar en el amor.

Si supieras como disfruto mis pensamientos
reviviendo cada desvelo en el que te entregas toda
a cada uno de mis sueños, de mis anhelos,
yo en ti y tú en mi perdurados en pensamiento
para no abandonarnos jamás.

Estas siempre en cada latido,  con la razón de un te amo,
en mi poesía, en mi aliento, tan solo en un suspiro
que noche a noche lanzo al viento
cuando cerrando los ojos te veo,
te pienso, te siento con el sentir intenso del alma,
fuente inagotable de vida, en la que tu eres la insignia.

Sin saberlo, sin desearlo llegaste,
fuiste y eres en mi,  el limite
en que renace día a día 
cada parte de mi ser.

TÚ..

Código: 1212244240404

martes, 18 de diciembre de 2012

SENTIMIENTO DESNUDO...



Yo soy poniéndome a ti,
 envolviéndome en tu amor
 y erotismo perfecto,
 eres tú mi rosa negra
 que con sus pétalos
 despojados al viento 
te entregas toda.
Sentirte, soñarte,
 vivirte  y amarte, 
es todo uno...



Yo soy quien te ama
quien sin protocolo en el alma 
dibuja tu sonrisa con tinta del corazón
quien siente  tus propios latidos
y es tu belleza límpida
que inclemente me domina
me rinde y extasía.

Corre impetuosa la sangre por mis venas
que en un suspiro se agita al sentirte,
sentirte cuando al cerrar los ojos te invoco 
y el viento  presuroso traza en mí tu esencia 
que se fija en mi cuerpo como la luz 
que ilumina el firmamento…. Tú

Te reflejas en las estrellas del cielo
y perpetras con su luz mis pupilas,
la cruz de mi sentimiento desnudo
alma y cuerpo anclado a tu amor,
tus ojos, tus manos, tus besos.

No hay eco mas vivido que el de tu voz
susurrando a mi oído, ¡te amo amor mío!
excitas mi instinto que por gloria de tu amor
eleva al cielo mi impetuoso sentimiento
y en la calma precursora de mi ser
modula caprichosa tu hermosa melodía
que siempre va del alma restando silencios
atando a ti, mi más extravagante fantasía.

Dejo mi esencia en libre vuelo
para que en loco anhelo 
consiga hallar de ti lo que añoro, 
donde mis sentidos desvarían a la luz de tu amor
 que en el aire fermenta dulce pasión 
y se dilata en mi, tu fuego abrazador.

¡Oh! si amor mío…. Fuego de ti
fuego que yo necesito
porque eres tú… Tú 
quien colma toda mi existencia.

Josmar Trejo


Código: 1212092808504

domingo, 16 de diciembre de 2012

CÁLIZ DE TI...





Porque tú eres la que llena todo
la que lo enciende todo.. ¡Todo en mí!


Cuando el sol se alza en el horizonte
oculta en el infinito me espera la esencia tuya
que a su cielo de luz me ha conducido.

Llévame amor, inúndame, aprésame
en el deseo virtuoso del cáliz de ti
de tu aliento, tus manos, tus ojos,  tu cuerpo,
tu amor que entre besos y caricias
embriaga mis sentidos.

Tú marcaste de mi vida el sendero
e hiciste del germen del amor el rastro
de tu huella indeleble, del fuego abrazador
que en mi cuerpo ávido forjaste.

Ahora amor mío,  aun en ausencia
eres el refugio fiel, donde mi fe se postra,
se dilata ante esa ilusión bienaventurada
de tenerte siempre, de encontrarme en ti;

Una y otra vez…





Código: 1212092808528

miércoles, 12 de diciembre de 2012

BAJO EL AZUL DEL CIELO...




Nunca nadie ansío tanto una caricia
impregnada de amor como la que  tanto 
me haz hecho vivir.....



Fluctúa el devenir de mi pensamiento
oteando la luz que destellan
las estrellas en el  firmamento
buscando en esta noche desolada
decorar el silencio, levantar el ánimo, 
del espejismo de mi tristeza.

Es que... ¿Acaso no te das cuenta?
que esta mi alma abatida y doliente
ante esta lucha sin tregua de no tenerte.

Tú mi rosa negra exime este estigma
deja tu aroma, tu esencia desprendida al viento
para extasiarme de ti en mis adentros
quiero esculpir tus huellas
en la historia de nuestro amor,
este amor tan pleno.

Quiero agolpar tus latidos
en el devenir de los míos
que se tornen  en el filo de mi alma.

Quiero verme un instante
en el palpitar de tus pupilas
ahí donde mis pestañas se humedecen
cuando de mirarme en tus ojos
los míos de alegría 
bajo el azul del cielo llueven.




Código: 1212092808511

domingo, 9 de diciembre de 2012

ASÍ TE QUIERO...






Nunca nadie hubo en cada instancia 
necesitado tanto un beso lleno de dulzura,
 como yo le sentido  de ti...





Quiero perderme en el oscuro manto de la noche
donde juntos nos cobijamos 
en el roce de nuestros cuerpos
intensa,  fluctuante  y  mía. 

Así te quiero...

Quiero hundirme, esconderme 
entre la comisura de tus labios
en un beso palpitante,  enloquecido
en tu vientre, en la  expansión de tu fuego.

Así te quiero…

Quiero estar presente en tu mirada
 en tu pupila enardecida, 
deseosa, extirpando el enigma 
lujurioso de tu cuerpo.

Quiero sentirme preso de tus andanzas
abrazado a tu piel, espejado en tu mirada,
 en cada latido que me embriague el alma.

Quiero adentrarme en tu silencio,
 en cada secreto de tu espacio 
que obnubile mis sentidos,
 perderme en tus caricias, en tus desvaríos
 y llegar al éxtasis inadvertido.

Te quiero toda, palpitante, deseosa
creando música en la unión de nuestros cuerpos, 
 susurrar despacio al viento tu nombre 
cuando en silencio altivez el deseo.

Te quiero ahí en el centro de mi carne
donde el instinto emana del cuerpo
donde fluye nuestros manantiales
te quiero ahí..

¡TE QUIERO TODA!

Prodigiosa e ineludible
oscilando entre mi cuerpo
tu neutral silencio.

Así….  Así te quiero...


Código: 1203161313357

sábado, 8 de diciembre de 2012

COMO EXPLICAR…



Nunca nadie anhelo 
despertar cada nuevo día 
mirándose a los ojos de quien ama,
 como yo me he visto en ti.




Como explicar 
que mi amor no sabe de amor 
si no siente tú esencia 
cada instante que respiro.

Como explicar 
que  mis labios no besan 
si no sienten el rose y el sabor de los tuyos.

Como explicar
 que tu mirada es mi reflejo
que la luna es cómplice de nuestro encuentro 
cuando su propia luz  refleja las sombras 
que provocan nuestros cuerpos.

Como explicar 
que cada mañana  
eres el azul del cielo  que me acompaña, 
que te amo con los ojos, 
con los besos, con el  alma, 
porque eres tú, la naturaleza de todos ellos.

Como explicar 
que eres los sueños que me invaden
 y me hacen preso de ti, 
que me trasportan mágicamente 
al encuentro tuyo 
 derramando los vaivenes 
en el blanco de tus sabanas.

Como explicar 
que cada corpúsculo de mi cuerpo, 
te pertenece, que mi boca es tuya 
y que eres dueña de mis placeres.

 ¿Cómo explicar?...

Como explicar que  eres mi locura 
mi extravío, mi sosiego, mí  razón en el amor,  
en el encuentro TU y YO  
nuestro son de amor.

¿Cómo?..... ¿Cómo explicar?

Código: 1212012769359

domingo, 2 de diciembre de 2012

PERPETUARTE...




Amo tus ojos pardos
que como estrellas
desprenden luz....
Amo tu esencia a través
de la que me reconozco y
te amo, te amo constante
infinitamente.... ¡Amor!





Me gusta descubrirte,
me gusta sentirte,
me gusta dibujarte,
en mi  alma prendida de ti,
prendida de tu risa, tu andar,
tu mirar… Tú

Eres todo lo que mi alma desea,
eres viento que vuela ligera
y traspasa distancias,
sublime y casi celestial.

Eres tú mi nuevo amanecer,
renazco todos los días
y siempre tú en mí eres la misma,
¡la que lo llena todo!.

 Cada día te aguardo en silencio,
deseando poder verme ¡siempre!
en el resplandor de tus ojos
imprimirme en el reflejo del espejo de ti,
y perpetuarte…


Código: 1212022778501

miércoles, 28 de noviembre de 2012

NOS PERTENECEMOS...



Siempre sin distancia, ni lejanía,
has sido para mi,  el amor verdadero,
 la quietud, el deseo…. ¡Todo!


En tus  lianas de amor 
me llevas al mundo de lo divino,
tu cuerpo es el torrente 
de la exactitud de mis deseos
donde mi boca te busca presurosa.

Todos mis sentidos  atizan en tu holocausto 
y ávido de tu esencia mi  instinto
me sujeta,  me mantiene ahí
complacido, colmado de tu  entidad
en la que solo tú 
sabes lo que me haces vivir.

Puedo sentir el calor húmedo que emite
tu cuerpo en mi rostro, mi lengua lasciva 
recorre el camino, que ansió y deseo
besando, acariciando, explotando los sentidos,
me tienes preso de tus instancias,
de tu exquisitez de diosa,
y  orador en ti recorro lentamente
tu manantial de pasión.

Hundiéndome  en tu interior
adivino tus espasmos, 
siento tus estreches
me sigues y te sigo
moviéndonos rítmicamente,
escucho tus gemidos
llegamos a ese  punto sin retorno,
tú sigues mi camino,  ferviente me llevas
a ritmo de  tus vaivenes
cabalgas con migo intensamente
y  sin mucho protocolo
a ritmo desenfrenado
ante la excitación tuya, mía
nos inundamos de intimidad.

Te tengo,  me tienes, y enardecidos
llegamos al cielo, renacemos,
nos encontramos,  resurjo en tu ser
me apreso a ti  y con los cuerpos etéreos,
tu mirada en la mía como luces fugaces
se elevan en el firmamento.

Eres tú, soy yo, 
en esta alianza de amor…

Nos pertenecemos.



Código: 1211262742884

martes, 27 de noviembre de 2012

NECESIDAD...




Preso de ti, de tu esencia, 
de tu mirar, de tu aroma, 
del sabor de tus labios
que los míos añoran...


Necesito un instante,
por hoy y todavía...
¡Siempre!... De ti,
 de la luz de tus ojos
de tus instintos, 
de tu  aroma de mujer
que sin reserva 
se pierde en la profunda
inmensidad de mi deseo
avivando la esencia de ti,
bajo la luz de la luna infinito…

Te busco…

Te encuentro…

Te sueño…

Te hablo…

Te deseo…

Te materializo…

Te beso…

Te abrazo…

Te tengo…

Te hurgo…

Te impregno

¡TE AMO!


En cada sueño que sueño
y  en cada nuevo despertar,
sin extinguirte eres luz… ¡Eres llama!

Código: 1211292752686

lunes, 26 de noviembre de 2012

EN MEDIO DEL SILENCIO...




Aprendí a oír tu voz a través del viento, 
sentir tu esencia en la brisa del amanecer
 y llevarte siempre en mi interior, 
 aprendí en medio del silencio a decirte
 en la distancia todo lo que siento, 
y con las estrellas, con el firmamento
a escuchar y  entender tus deseos.



Solo tú… Solo tú 
eres quien en la distancia
endulza mi alma,
Solo tu imagen serena
se dibuja día a día para mi
en el alba, y en el alba
eres sol,  eres lluvia,  eres calma.

Libre como una mariposa así te siento,
así te quiero, libre como el viento
con tu alma vagabunda entre cantos y sueños,
para que através de tus pensamientos
llegues a mi colmando mis deseos, los tuyos
porque eres tú, tú volando en el firmamento
quien da vida a mis anhelos.

Tú mi rosa negra quien en medio del silencio
me entrega su  amor pleno,  te vivo calidamente
siento como te deslizas a través del viento
para llegar a mi encuentro, y yo te abrazo,
te acaricio, te beso, te apego a mi pecho
 y en ti me reconozco…  Te tengo

Así te tengo
Asi te siento,
Así…… ¡Te amo!

Por siempre amor mío,
por siempre …  ¡Te amo!


Código: 1211262742891
26/Nov/2012.

sábado, 24 de noviembre de 2012

EL ENCUENTRO CONTIGO...




Toda tú llenas  mis espacios
te moldeas sobre mi corazón,
 tú presencia... Tu esencia, 
traspasa mis sentidos, 
 y el umbral de mi sentir 
tatúa cada espacio de ti en mi.



Aquella mañana me levanté muy temprano para ver el amanecer, y  buscar en los confines del cielo el rostro de ella, mi ¡hermosa!,  con el alma apagada, y un tanto inundado en la nostalgia de no tenerla  conmigo, de sentir haberla perdido, buscaba la luz de sus ojos, y sentir con el viento su esencia que en silencio rozará mi rostro, buscaba poder sentirla en mis adentros, y lograba traerla a mi  en la abstracción del pensamiento,  ante tal deseo, y queriendo profundizar en medio de mi soledad y mis silencios, tome el automóvil y  salí de casa,  me dirigí sin rumbo fijo sobre la carretera,  solo conducía sin sentido en un  mar de pensamientos, sin mas   llegue a un lugar que sentí se compenetraba a mi estado de animo, era una planicie   boscosa y estaba matizado con una neblina muy densa, me orille y deje el automóvil a un costado de la carretera,  sin pensarlo me interne en ese lugar ubicado un tanto lejano de la casa y de poco en poco fui descubriendo que ahí donde me encontraba era un lugar totalmente atrayente y majestuoso. 

Era hermoso poder sentir la brisa húmeda que con el viento golpeaba mi cara, me detuve por un momento, a observar estoico el lugar,  me despoje del calzado, tenia la necesidad de conectarme plenamente con el sentir de la naturaleza y poco a poco así descalzo me fui introduciendo hacia el centro del lugar, me inmutaba  sentir la humedad  en la planta de mis pies y mientras caminaba solo se oía el eco del viento en medio de la serenidad. 

Las nubes se iban pintando de color rojizo y pasaban paulatinamente de un amarillo a un rojo-anaranjado según se acercaba la salida del sol, lo que placía un gran espectáculo. Conforme avanzaba, el trinar de los pájaros se escuchaba cada vez más intenso, algunos cruzaban discretamente el cielo,  mientras el sol salía por el horizonte y comenzaba a bañar de su intensa luz la planicie en la que me encontraba, el ambiente impregnaba los sentidos con ese olor característico a hierba mojada que me provocaba respirar lento, y profundo, mientras mis pensamientos hurgaban en su  interior trayendo la imagen de ella,  su rostro, su silueta surgía,  penetraba mas y mas, e iba sintiendo poco a poco esa conexión de si,  en mi.
  
El ambiente era de quietud, de un silencio casi total, interrumpido acaso por los cánticos de las aves, el volar de las mariposas que revoloteaban sin cesar entre las flores y el pastizal, el movimiento de la cúpula de los árboles se movían al ritmo del viento trayendo con ello una leve musicalidad, pero en realidad nada perturbaba la complacencia de poder escuchar y sentir el sonido del silencio apacible que reinaba en ese momento.

No existía el tiempo. Si acaso el sol seguía su curso retozando entre algunas nubes, pero no había tiempo, todo estaba estático, todo era tranquilidad, todo estaba en paz, en armonía y aquella paz empezó a penetrarme por los poros de la piel, a través del aire que respiraba, del viento que golpeaba mi cara, y la humedad densa de la neblina que en medio del  ambiente me envolvía esa mañana.

Seguía invariablemente contemplando aquel hermoso amanecer mientras alguna ave cruzaba el cielo calladamente y al seguirla con la vista me permitía contemplar la amplitud del horizonte, los árboles majestuosos, la maleza, el pastizal,  todo en quietud que invitaba a respirar hondo, profundo como para llenarse de ese frescura que envolvía cada fibra de los sentidos, los cuales fluían desde dentro como queriendo expandirse al infinito. 

De repente sentí la necesidad de comunicarme conmigo mismo, con mi interior, con todo aquello que anhelaba y que podía percibir a través de los sentidos.

El momento transcurre sereno para mí… De quietud se tiñen los instantes, un viento fresco surca en mí alrededor y todo me invita a mirar con la elocuencia de mis ojos,  la ventura de este encuentro de la naturaleza, con el amor, con la vida misma.

¡Callo!…  Cierro los ojos,  solo deseo conectarme, reconciliarme con lo que me rodea entre los secretos de la naturaleza ….

Entonces comenzó a brotar del fondo de mí ser,  una resonancia muy suave, podía escuchar los propios latidos de mi corazón y mi incesante respiración que compaginaba con el esplendor y la sonoridad tan suave del propio lugar,  era increíble pero  surgía de mi como un desprendimiento, que aliaba una conexión de dos almas en su encuentro, placía a través de los aromas, a través de la espesura de la neblina y la ligereza del   viento.  Minaba en ese instante  la  sensación de poder sentir la esencia de mi hermosa,  su calor, su respiración, el rose de sus manos que llegaba como una invitación.

Me di cuenta que en ese momento no había nada, solo una luz muy intensa que penetraba mi cuerpo, que me abrazaba, el tiempo no transcurría, me había fundido en el increíble paisaje y me encontraba inmerso en un estado aletargado,  no solo por aquel apacible amanecer sino aun mas,  por esa sensación sublime del amor que en ese momento me conectaba,  me inundaba en un estadio en el que,  el sentir estaba mas allá de la elocuencia y el devenir de las sensaciones, los pensamientos y los deseos, mas allá de  lo posible y de lo creíble y que nunca pude haber siquiera imaginado. 

Fue un momento tan sereno y majestuoso, me sentí vivo, sentí la grandeza y las bondades del amor,  las bondades de la naturaleza que conjugadas me daban ese halo de vida que necesitaba... Fue entonces cuando descubrí  la grandeza de lo divino en la grandeza del amor. Aquello que va más allá de toda instancia de lo corpóreo… Y trasciende a un plano dimensional del alma con el propio ser.

Una visión peregrina vino a mí, era ella la vi en mis adentros, y  sentí  como si fuera  el tierno regreso a los brazos de lo natural… Su esencia lo transformaba todo, sin más pude percibir que  me cubría con su manto, la alegría es inmensa, indescriptible, y un sollozo inesperado me arranca una sonrisa de mis labios… Sentí la grandeza de renacer en el brillar de un nuevo sol… Era su luz, su propia luz que llegaba y se establecía.

Empezaban a intensificarse esos destellos de luz en mi interior, eran cada vez más vivos y  caía rendido mi pensamiento y mi sentir ante esa presencia que vislumbraba…. Su manso amor me abrazaba en silencio y acariciaba mi alma en el mutismo de la soledad… Si, era ella, mi ¡hermosa!, estaba conmigo, podía sentirla… Sentir su respiración, sentir esa vibración que surgía desde raíz, desde la madre tierra que indisoluble me conectaba con ella… Era un evidente desprendimiento que me invitaba a explorar lo que hay en el ser y por dentro de él mismo, en la comunión espiritual con el todo. 

Así, me dejo llevar y transito por los senderos silenciosos, solitarios del alma,  que me dicen que no deje de sentir su calor, que no deje de escuchar su voz,   me invita a sentir todo lo que siento, a percibir el ritmo de su corazón que junto al mío forman esa conexión de amor, palpita, late tan intenso como queriendo salir,  la mocedad de nuestras almas  se vuelven, se hacen una con la brisa del viento, con los aromas de las flores que levitan, con los rayos del sol que como mansedumbre abraza, nos brinda su calor y todo lo que siento es impetuoso… 

Estoico estoy  y me siento traspasado por el misterio que se esconde; no veo, no importa, pero puedo percibirlo y sé que está aquí conmigo,  la vivo en mi interior tan intenso que todo cuanto fluye es la esencia suya que me acompaña y asila mi sentir... 

Lo sé… Pues con cada respiro que doy, con cada mirada percibo la vida palpitante, y en ella nuestras almas limpias, cristalinas y  jubilosamente conectadas. 

TU...YO

Pude vislumbrar que la bondad de la naturaleza acunaba su sonrisa…  Y la paz traspasaba su mirada. Pude sentir su amor reposado entre la nostalgia y la calma, oír en la idiosincrasia de la naturaleza mensajera… Su propia voz, si, pude sentir su esencia plena que traspasando distancia y planos dimensionales llegaba, acariciaba mi alma y se establecía en mi interior llenando etéreamente cada espacio con  resplandor. 

Pude sentir que el aroma y el transmitir  de la naturaleza es la esencia de la vida envuelta en armonías de amor que se conecta con todo y mientras esa naturaleza divina me envuelve en su quietud aletargada, mi felicidad fue custodiada por la fragancia de una flor,  era una rosa hermosa,  la mas hermosa que mis ojos pudieran ver como si fuera un augurio de su estancia conmigo, de su esplendor, el esplendor de ella, de mi hermosa que inmaculadamente palpaba mi interior. 

El  aura de esa planicie  boscosa   intensifico en mi las percepciones, sentí como se avivan los aromas, el musitar de las flores, el canto del viento al amor,  aquel amor  de la dulce espera mía; aquel amor que vive en mi interior, que mira a los ojos en silencio, que habla en silencio y en el silencio se conecta alma con alma proyectando en un hálito de vida,  esa esencia mística del ser,  en el ser mismo, en el ser con y para el amor. 

Supe en ese momento que no estoy solo,  un ángel me cuida, ella vive conmigo, es su luz que resplandece en mi interior, me inunda con su fuerza, me cobija en su amor, ese amor  que traspasa toda instancia, todo tiempo, todo ser, todo amor... 


Josmar Trejo A.
(26/03/2012)