Es el eco del existir, la voz del silencio, de esa Intensidad "Vida,instante,tiempo". ..SENTIMIENTOS.. Que encienden y avivan la razón del corazón... "EL SITIO DE MI RECREO"... "No hay dos iguales... SINO DOS QUE SON SOLO UNO"....

lunes, 30 de septiembre de 2013

MÁXIMAS DE CUANDO TE AMO…





En medio del silencio,
envuelto en dulces fulgores
me pierdo en el abismo
de tu esencia, donde el tiempo
se hace en ti, lento, eterno…



I.

Ahí sentado con la brisa del viento
acariciando tu rostro con mis pensamientos
poco a poco me voy desvaneciendo en mis adentros,
te traigo a mí con todo el deseo puesto en nuestro encuentro,
en la espesura de la naturaleza de la vida, de la nada.

Y me revisto de ti cuando te encuentro
tan inmaculadamente, así llego a ti,
mi alma se transforma en fundamento,
en lo que soy y se juntan nuestras almas,
se hacen una, me abrazas de la cintura
y colocas tu rostro níveo en mi hombro,
yo te abraso fuerte y cálidamente
te apego más a mi pecho,
cruzando mis brazos a tu espalda.


Tu pelo se desliza entre mis dedos
como un rio que abre su misterio puro, oxigenado,
el correr de la sangre en las venas,
aflora en nuestra piel y se convierte en esa ruta
sin rumbo que invita a perderme en ti,
levanto tu rostro y nuestros ojos se adhieren,
puedo viajar en el interior de tu mirada,
me pierdo en el abismo de tu esencia,
en ese momento nítido, expugnable
en donde ni siquiera la bruma que nos envuelve
conoce la mesura justa de sentirte iluminada,
con toda el alma llena de luz,
envolviendo la espera, los anhelos,
la ilusión... ¡Todo uno entre nosotros!,
para velarme por tu anchura, habitarte entera
por dentro de tú propia esencia
y anclarme donde el alma derrota sus fronteras
entre la vida, la esencia y el espíritu que no condiciona
que es libre y donde el tiempo pierde sus sombra
hasta hacerme destino de tu cuerpo inmaculado,
vivo, sereno ceñido por el deseo súbito, necesario,
como un rezo que se profesa, que se escucha para vivirte,
para ser mas de ti, y celebrar en canto gozoso tu amor,
sobre la vida mía que al bañarse de tu esencia
deja imprimido su aroma, prendido, anticipado.


¡¡Y te respiro!!...


II.

Respiro de ti, de tu perfume dulce que me alivia
y reviste mi carne con tu piel absorta y pura,
y me llena de embeleso al sentir tu piel hurgada a la mía
con ese calor dieléctrico e impenetrable,
ese olor tan tuyo que al transpirar los deseos
deja tu inminencia en mi cuerpo,
en mi alma, en el blanco de mis sábanas.


Y tú, viviendo este efluvio mío,
en el que tu alma nunca ausente
embalsama las palmas de mis manos
que te acarician en el espejo de nuestras almas,
que en eco de tu esencia acrisolada
atesoro con más fe que esperanza
y que al querer existir, se respira de nuevo.


Y te vienes, así, enteramente en mí
te vienes sobre mis vertientes
secreta, vestida de otro tiempo,
con esa extravagante manera de amarme, tan tuya
y el viento ligero apacible entre nosotros hace la luz
envuelto en tus pétalos de seda negra,
tus pétalos oscuros mecidos al aire
que abraza con fuerza, con esa fuerza
que me mantiene vivo,
siendo tú dueña de mi vida entera,
donde tú alma encierra el mayor de los misterios,
envuelve los sentidos que se despiertan
y los une inseparablemente a ti,
a los secretos que el silencio calla
y donde cada fuego de tu aroma
llama a piel, a beso, a caricia, a morada.
Así bajo un olor perceptible
de flores condescendientes,
y un manantial de mariposas
que revolotean y envuelven como alabastro tu alma,
impetuosamente me ofreces tus labios rojos entreabiertos
y el fulgor apenas vislumbrado de la carne,
así revestida de infinito como fuego tornadizo,
tus senos envueltos en llamas de almendro
invitan a ser el regazo de mis labios,
donde presuroso me aposento
sintiendo el calor traspasado de tu fuego
que me tiene embelesado sintiendo aquel temblor
que no es vencido y vuelve a ser verdad, oleaje en el tacto,
siendo campo humedecido entre mis manos.

¡¡Y me abandono!!...


III.


Aquí precepto, me abandono
tal como un relámpago en sombra
inmemorable de tu cuerpo,
tu existencia a orilla del silencio,
desnudo el infinito en tu rostro,
nítido, transparente, pulcro, inmaculado
ahí donde me pierdo en tu luz incandescente,
en la sed de ti, en el perfil del horizonte lleno de deseos
desvistiendo tu estío con la magia de los anhelos
por el perfil de tu anchura que ensalma,
y donde yo facundo e interminable,
las horas disuelve entre los manantiales
de la sangre tu alma fragante,
que al sucumbir en mi cuerpo palpitante,
abrió la lluvia de tus ojos y pude ver entonces las estrellas
en plena armonía conquistando los espacios
del instante hacedero como soplo de Dios
que da vida y hace lo eterno,
el encuentro en la reconciliación del génesis naciente,
donde yo bebo, respiro, y exhalo
ese instante de vida que me contiene,
donde soy y me disuelvo
en la dulzura que tú pecho emana,
en el desprendimiento de mi mismo
y soy tu sombra y tú mi alma,
allí donde comienza esa felicidad elocuente y bella,
voy a tu encuentro y puedo morir,
para renacer nuevamente en tu regazo,
apacible, renovado, vivo… ¡Completo!........

… ¡¡Cuando te amo!!….


Josmar Trejo.

Safe Creative #1309305843763