Es el eco del existir, la voz del silencio, de esa Intensidad "Vida,instante,tiempo". ..SENTIMIENTOS.. Que encienden y avivan la razón del corazón... "EL SITIO DE MI RECREO"... "No hay dos iguales... SINO DOS QUE SON SOLO UNO"....

viernes, 28 de marzo de 2014

ZAPATERO ARTESANO...

Alguna vez mi abuelo me dijo que en el camino de la vida y del amor no hay rutas trazadas, más si encuentros inesperados,  pero que en todo camino debe de apuntar  sin duda el camino del amor,  y  hoy por amor,  he de compartirles un verso muy especial, un verso para el ser más maravilloso que la vida me pudo regalar, un poema dedicado a su memoria, a la memoria de un  esposo maravilloso, un padre ejemplar, pero sobre todo un ser humano sin igual, mi abuelo José,  maestro artesano de oficio zapatero. 






"Miro al cielo y te alcanzo a ver,
miro adentro y allí estas,
y sé que algún día en aquel lugar
te volveré a ver y te podre abrazar
y sé que cuando el tiempo
ya no exista mas estaremos juntos
del otro lado de la eternidad”…


Tap, tap, escuchan mis oídos
y mi corazón se une al eco del rítmico
golpeteo que hace vibrar, tap, tap,
el sonido del  zapatero inconfundible y sin igual.

Tap, tap,  es de  dulce cantar,
la música del martillo remendón
que manos  diestras artesanas hacen vibrar,
al filo del silencio cuchillas de acero cortan las piezas de cuero
siguiendo los patrones al modelo y talla,
vestirán los  pies que harán resonancia al andar.

¡Tap!... ¡Tap!

Marca sin cesar,  crea orificios en el cuero
y aros metálicos ocupan  su lugar al remachar,
ese será el espacio de los cordones
que dan equilibrio al andar,
tap, tap, tacones, tapas y suelas
zapatero haces posible levantarme un centímetro
del suelo y revistes de colores
los pies que descalzos no han de caminar.

Si,  tap, tap,  zapatero artesano,
caminos caminas  y en  la senda de la vida
llevas siempre  contigo  a  la adornadora
que abrillanta, pule  y da luz a tu calzado.

Tap,  tap,  retozan mis pies de alegría
cuando tú  zapatero decidiste suavizar las pieles con tus manos,
creando esculturas que visten y honran los caminos andados,
tap, tap zapatero artesano
que a mis pies atuendo le has regalado
y un centímetro del suelo me han levantado.

Tap… tap,  maestro artesano, hacedor de portentos,
 zapatero de la vida,  que a mi vida
 has colmado de caminos ciertos
con tus zapatos reflejo de donde andamos,
en su suela dimana la experiencia de las rutas recorridas
que al andar embaldosa el suelo de huellas inquebrantables
que tú zapatero con tu arte has creado.

Y como decía el abuelo José,

¡Zapatero!
Zapatero a  tus zapatos.


Josmar Trejo.
Safe Creative #1401199855263